Pongamos que prefieres centrarte en el recurso más participativo y democrático: LAS ASOCIACIONES CULTURALES. Pongamos que quieres ayudarles, de verdad. PUEDO AYUDARTE. Si crees en la transparencia y has decidido que las asociaciones sean protagonistas de tu política cultural, entonces, te propongo dos acciones: redúceles el tiempo que dedican a la gestión (comunicación, web, papeleo, archivo) y favorece la creación de un Consejo Municipal de Cultura (y si ya existe, reactívalo).

Yo me encargo. Deja que las asociaciones generen actividad cultural; el papeleo, déjamelo a mi.

Una manera de ayudar a las asociaciones de tu pueblo es quitándoles el trabajo de gestión: papeleo, subvenciones, comunicación interna y externa, gestión de proyectos, etc. La contratación de una gestora cultural es una solución sostenible y muy eficaz.

Qué te ofrezco -->
COMUNICACIÓN
INTERNA, entre socixs; EXTERNA, web y redes sociales; Imagen corporativa
SECRETARÍA
Apoyo a los cargos de Secretaria, Tesorería y Presidencia; Actas y Convocatorias; Archivo, fichas de socios y socias, registro de asociado/as
PROYECTOS
Apoyo en la redacción y presentación de los proyectos; adecuación de los proyectos para SUBVENCIONES; Web del proyecto
Anterior
Siguiente

Las personas que forman parte de las asociaciones, lo hacen de manera altruista y, por lo general, ni son profesionales del sector, ni de la gestión propiamente. Normalmente son personas que tienen una afición y quieren dedicar su tiempo libre a disfrutar de hacer teatro, música, pintura, o bien son amantes de las tradiciones de su pueblo y desean conservarlas, etc… el caso es que, cuando se montan la asociación suele ser para «pasar un buen rato» (si se me permite la expresión) y no para sufrir con el papeleo.

Desde mi punto de vista, si se quiere llevar bien la asociación, requiere mucho trabajo que no tiene nada que ver con la afición que mueve a cada persona a apuntarse a la asociación y, en muchas ocasiones, se deja de hacer y por tanto pierden oportunidades, hasta que la asociación cae en la inactividad.

La SOLUCIÓN pasa por compartir ese esfuerzo, utilizando los mismos recursos entre varias asociaciones. Desde el Ayuntamiento se puede reservar una partida para la contratación de una persona que ayude a llevarlo todo al día, a redactar proyectos adecuadamente, a buscar subvenciones con las que encajen esos proyectos, a comunicarse entre los socios y socias (súper importante para el sentido de pertenencia), a comunicarse con sus vecinos y resto del mundo…

Esta propuesta es una manera de conocer en profundidad el trabajo de las asociaciones y sus necesidades reales.

IMPRESCINCIBLE PARA PODER AYUDARLES, DE VERDAD.